¡Abrid paso al Dictador!

Lo más importante del Poder, al menos el institucional, es demostrar visualmente quien manda, que los que andan por ahí son gente importante. No merece tanto la pena ser, por ejemplo, presidente del gobierno, si nadie te reconoce por la calle. Reconozcámoslo, el Poder es vanidoso, no solo quiere mandar, si no a la vez ser reconocido y admirado (o temido, según algunos casos). Ejemplo de este amor por el boato son los desplazamientos de los líderes mundiales, escoltados por policías, coches de los servicios secretos, una limusina con banderitas, y (aunque no sale en la foto) un helicóptero.

Pero esto no es nuevo, la exhibición, en ocasiones incluso obscena del Poder ya estaba en Roma. Los magistrados se hacían escoltar por Lictores, unos guardaespaldas que portaban las Fasces (de aquí deriva el término actual, fascismo) un haz de ramas que recubrían un hacha, lo cual remarcaba la capacidad del magistrado protegido de castigar y ejecutar (las ramas servirían para azotar, y el hacha, para ejecutar). Esta
capacidad del magistrado es el Imperium, un término complejo que analizaremos más adelante. La cuestión era que, en una ciudad tan bulliciosa, que aparezcan unos hombres uniformados, con las fasces al hombro, hacen entender que la persona que pasa es una persona con poder, y que más te valía echarte a un lado. Eran profesionales, ciudadanos romanos con plenos derechos agrupados en un colegium, se calcula que pudieron haber, en un mismo momento durante la república, entre cien y doscientos lictores. y tenían un sueldo fijo, aunque no se cree que fuese muy alto.

Además no todos los magistrados tenían el mismo números de lictores, cuanto más poder, más lictores; el dictador tenía 24 (al final de la República), Cónsules 12, Pretores 6, Ediles y Curules, 2.  Pese a esta protección, muchos magistrados – y muchos ricos – se hacían acompañar de guardaespaldas personales (antiguos gladiadores o soldados), que tenían pocos miramientos en golpear a quien se pusiera en su camino. Pero estos no tenían tanto caché.Y esto era en la ciudad, la parafernalia de águilas, estandartes, guardaespaldas y otros elementos que acompañaban a un general en la guerra, para mostrar su poder a los enemigos y a los pueblos sometidos da, como veremos, para otro artículo.

Una gran cantidad de medicamentos existentes en línea recta por qué perder el tiempo de entrega y visitar la farmacia si usted puede fácilmente comprar remedios sentarse en casa. Puede solicitar un remedio en línea recta para tratar el tratamiento agudo de los signos de artritis reumatoide o neuralgia del trigémino. Generalmente, tanto los hombres como las mujeres se ven afectados por disfunciones sexuales. Cuestiones como Comprar Kamagra Oral Jelly son muy populares ahora. ¿Qué debe usted estudiar acerca de “Kamagra“? Otras farmacias lo describen como Kamagra Oral Jelly De la India. Mientras que la disfunción eréctil no es necesariamente pesada, tal enfermedades respiratorias es a menudo uno de los primeros signos de otras condiciones de salud subyacentes que pueden ser muy fuertes. La gente siempre debe pedir especialista en medicina sexual para el asesoramiento profesional sobre el asunto. No olvide, la mejor manera de evitar medicamentos falsos es comprar medicamentos recetados como Kamagra de tener un sitio web de buena suerte reputación con el que está relajado.

One Comment

on “¡Abrid paso al Dictador!
One Comment on “¡Abrid paso al Dictador!
  1. Pingback: ¡Roma Invicta! « La Romapedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *