La Organización Militar

Hoy presentamos el primero de los artículos sobre la organización militar que nos envía Jesús Ricardo González Leal (@rgonzalezleal) que vienen a completar nuestros pasados artículos. Esperamos que os guste.

El ejército romano está considerado como una de las huestes más famosas y perfectas de la historia, tal vez igual –e incluso superior- a la falange macedónica. Detrás de todas las conquistas se escondía una maquinaria y una organización militar que hicieron de Roma uno de los imperios más extensos del mundo y el más duradero de la historia. La mayoría de sus conquistas se llevaron a cabo en el período republicano, cuyos límites temporales van desde año 509 a.C. –caída de la monarquía- hasta el 27 a.C. –César Augusto se alza con el poder absoluto en Roma-. En este período se han vivido acontecimientos de los más importantes de la historia de Roma donde el ejército adquirió una importancia capital a la hora de expandirse.

Estos ejércitos eran dirigidos por un general elegido por el Senado de Roma que debía ocupar –salvo raras excepciones- una magistratura cum
imperium
, es decir, debían ser cónsules, pretores, y en casos excepcionales –momentos de extrema gravedad y muy delicados- el dictador, cargo extraordinario de una duración máximaSoldados romanos del siglo VIII de seis meses cuyas decisiones no podían ser vetadas. Tener un cargo cum imperium era muy importante porque, entre otras cosas, era un derecho sagrado que otorgaba a quien lo poseía la posibilidad de comandar ejércitos y ejecutar actos en nombre del Senado.

Organización militar desde el 753 hasta el siglo IV a.C.

El primer ejército romano conocido aparece durante el período monárquico (753 a.C.-509 a.C.) y su número de efectivos oscilaría entre los 3.000 hombres de infantería –en aquella época cada tribu reclutaría unos 1.000 soldados- y 300 jinetes que eran comandados por el Rex, siendo apoyado por dos lugartenientes cayendo en el magister populi el mando de la infantería, y en el magister equitum la caballería. Esta primera tropa esta dominada por la aristocracia, y dependía de una organización gentilicia: las gentes de las tribus proporcionarían tantos hombres armados como pudieran, y a estos les seguirían sus clientes armados de forma ligera y como fuerzas auxiliares. Cada unidad estaría dirigida por un comandante tribal que recibió el nombre de tribunus.

El Rex –o rey- en este caso, era el que llamaba a las armas a cada curia que debía proporcionar hasta cien hombre, naciendo aquí la primitiva centuria, mandada por un centurión. Después de reunir a los 100 hombres de cada curia, estos se agrupaban según su tribu hasta un número de 1.000. Al haber 3 tribus habría 3.000 hombres divididos en unidades de 1.000 dirigidas por el tribunus. La nobleza patricia combatiría a caballo con los ya mencionados 300 jinetes o equites. Resultado: una legión de 3.000 infantes y 300 caballeros: 3.300 efectivos.

hoplitasromanosdela12y3de3

Hoplitas romanas de la primera, segunda, tercera y cuarta clase social.

Con el gobierno del rey Servio Tulio se reforma el ejército: ahora los cinco grupos censitarios deben proporcionar un número de centurias y hombres determinados: de la primera clase reclutaba a 18 centurias de caballería para las personas de mayor posición económica, y 80 centurias de infantería divididas en dos: 40 eran de iuniores –soldados con una edad comprendida entre los 16 y los 46- y 40 de seniores –soldados cuya edad superaba los 46 años-. Las tres clases siguientes proporcionaban 20 centurias cada una -60 centurias- de ellas, 10 debían ser de iuniores y otras 10 de seniores, así mismo, debían aportar 2 centurias de músicos y 2 centurias de artesanos. La quinta clase proporcionaba 30 centurias de hombres armados con hondas y los infra classem, o proletarii, sector de la población más desfavorecido, sólo aportaban una. Total: 193 centurias.

Este ejército de ciudadanos romanos propietarios-soldados –asidui- combatiría como una falange macedónica hasta el siglo IV a.C. y percibiría un stipendium. No era exactamente un sueldo, pero ello ayudó a proletarizar el ejército.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>