Con Togas y a lo Loco

Romanos, rerum dominos, gentemque togatam” (Romanos, señores del mundo, los que visten con togas) de esta forma tan peculiar definía Virgilio a los propios romanos, y no es para menos, la toga terminó por convertirse en el símbolo supremo del desarrollo romano. Ni las conquistas, ni el ejército, ni siquiera el derecho simboliza lo que esta prenda representa. La toga simboliza la civilización, la paz romana y, por encima de todo, la ciudadanía romana. Y es que esta curiosa prenda, que muchos autores atribuyen su origen a los etruscos, era el “uniforme” oficial de los ciudadanos romanos y estaba expresamente prohibido su uso a los extranjeros. Además, a la vez de diferenciar al ciudadano del extranjero, la toga indicaba la posición, la autoridad e incluso la edad del portador. Toda una carta de presentación representada por una tela de alrededor de seis metros hecha de lana. Vamos a repasar las principales togas y su significado:

Toga virilis (Toga de hombre): Era la que vestían aquellos que llegaban a la madurez (entre los 14 y 17 años). Era una toga blanca que el chico se ponía por primera vez en una ceremonia ritual que marcaba el paso del joven a la madurez y con ello la adquisición de todos los derechos que la ciudadanía representaba,

Toga Praetexta: Una toga blanca con una tira púrpura que llevaban los niños antes de adquirir la Toga Virilis, algunos de los magistrados más importantes y algunos colegios sacerdotales. En ocasiones los portadores de esta toga se les conocía como “latisclavius” (literalmente: adornados con una franja ancha púrpura).

Toga Candida: Era una toga extremadamente blanca y brillante que los candidatos a las magistraturas vestían para presentarse ante las asambleas. Como curiosidad mencionar que la actual palabra candidato proviene de candida, que significa inmaculado, radiante…

Toga Picta (Toga Bordada): Era una toga ricamente decorada, con bordados e hilo de oro. Era la que utilizaban los generales victoriosos cuando celebraban su triunfo. Durante el Imperio, el Emperador – que no dejaba de ser un general victorioso – la vestía en ocasiones especiales.

Toga Pulla: Era una toga de luto, de color negro u oscuro, que los romanos utilizaban en los momentos de duelo, pero también en los tiempos de peligro público, e incluso como símbolo de protesta.

Toga Trabea: Toga toda púrpura o blanca adornada de bandas púrpura, que usaban los cónsules, caballeros etc como vestidura de gala.

Por todo ello es fácil entender porqué hemos dicho que era la Toga y no otro de los múltiples elementos tipicamente romano el que representa a los romanos. El hombre vestido con una toga es un ciudadano romano en momentos de paz, pero a la vez representa un momento de paz, el romano togado no está guerreando. Y, pese a su amor por la guerra, los romanos preferían los momentos de paz, pues significaban años de prosperidad, de riqueza. Es por esto que Cicerón utilizó la expresión “cedant arma togae” (Que las armas cedan a la toga) para pedir la paz. 

3 Comments

on “Con Togas y a lo Loco
3 Comments on “Con Togas y a lo Loco
  1. Gran post y muy instructivo. La aclaración, breve pero descriptiva, de las togas nos da la imagen de un mundo no tan alejado del nuestro, en que los hombres “importantes” llevan “Traje”, la toga moderna, para distinguirse del resto: los bárbaros o extranjeros!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *