El Proto-Triunvirato

La unión hace la fuerza, eso es algo que los romanos sabían y ponían en práctica a la menor oportunidad. Ejemplo de ello son los dos Triunviratos formados al final de la República, uno oficial (Marco Antonio – Octavio – Lépido) y otro no (Julio César – Pompeyo – Craso). Ambos triunviratos tienen mucho en común, en ambos existe un componente cuyo papel es ser mediador entre las dos partes poderosas (Lépido en uno, Craso en el otro), aparte, en ambos casos, en origen, el Triunvirato pertenece a la facción senatorial de los populares, y en los dos hay una variación del equilibrio de poder (en el primero, César es el gran beneficiado, en el segundo es Octavio quien gana poder). Además, en ambos casos el triunvirato acabó llegando a las manos, y, a la vez, de esa pelea surge un solo vencedor que es de la familia Julia. Pero hoy vamos a presentar otro Triunvirato, o mejor dicho, un proto-triunvirato. Nos situamos a finales del siglo II a.C la República ya entra en su recta final. Allí aparece un homus novus, un general victorioso, un líder de los populares llamado Cayo Mario. Gracias a las victorias en África y sobre los bárbaros del norte, Cayo Mario se había ganado las simpatías del pueblo, pero a la vez, en el Senado solo había conseguido las enemistades, que lo veían como un advenedizo que tonteaba demasiado con el radicalismo popular.

En esta situación, tras sus victorias, se encontraba
ante el problema político de cayo marioconseguir sus objetivos para mantenerse en la cresta de la política. Necesitaba apoyos para llevar a cabo sus proyectos, principalmente el asentamiento de sus veteranos en tierras fértiles. En esta búsqueda encontró a un Tribuno de la Plebe, Lucio Apuleyo Saturnino, que compartía con Cayo Mario cierta animadversión por la facción Optimate del Senado – o más bien un amor descomunal por la sensación de poder -. Junto a Apuleyo Saturnino aparece su amigo y colega, Cayo Servilio Glaucia. La idea era sencilla, mientras Saturnino y Glaucia garantizaban sacar adelante las leyes que Mario necesitaba para conseguir sus proyectos, este les daba cierta cobertura desde su posición cómo cónsul y su influencia en Roma. De este modo, Saturnino y Glaucia contribuyen a que Cayo Mario obtenga su cuarto consulado (102 a.C.) y a la vez aprueban una ley para asentar a los veteranos de Mario en la provincia de África. El Triunvirato funcionaba, Cayo Mario engrandecía su leyenda con más victorias y consulados consecutivos, mientras que sus colegas mantenían una abierta política populista que les enfrentaba frontalmente a la facción Optimate. Tras vencer a los Cimbrios, Cayo Mario volvió a Roma para celebrar su Triunfo y presentarse a cónsul por sexta vez (y quinta consecutiva). Pero el Senado le daba la espalda, su populismo le hacía sospechoso, era un advenedizo cuyo poder era cada vez más preocupante, un homus novus que ni siquiera sabía griego. Además sus relaciones con Saturnino, un líder populista que cada vez más se asemejaba a los hermanos Graco, no le daba buena prensa entre sus colegas senatoriales. Pero el Triunvirato volvió a funcionar, y a través de la coacción, el soborno y otras prácticas poco leales, Cayo Mario consigue su sexto consulado (y quinto consecutivo) además de más tierras para sus veteranos, esta vez en el norte del Po.

Y aquí es donde todo estalla, el Senado no puede permitir que los veteranos de Mario, cuya lealtad a su general es algo probado, se asienten en una zona tan cercana de Roma. Era un peligro latente que no se podía obviar. Había que romper el Triunvirato de Mario – Saturnino – Glaucia, y la oportunidad vino sola; las políticas de Saturnino y Glaucia empezaron a ir demasiado lejos, utilizando matones para amedrentar a senadores y plebe, intentando acaparar cargos con los que conservar la inmunidad y cada vez más eclipsando a Mario como líder de la facción. Ante estos hechos, fue el propio Mario quien optó por cambiar de bando, lo cual dejaba a sus antiguos colegas en una situación complicado al no tener su protección. Saturnino consiguió el tribunado por tercera vez, mientras Glaucia intentó optar al consulado, y para obtenerlo no dudó en asesinar a Cayo Memmio, el candidato optimate. Este asesinato horrorizó a toda Roma, y el Senado supo que era la oportunidad ideal para acabar con la amenaza populista. Al día siguiente del asesinato, el Senado declara a Saturnino y Glaucia enemigos de Roma y, para poner a prueba a Mario, le encargan salvaguardar la República. Mario no duda, aspira a ser admitido entre el resto del Senado cómo un igual, así que sofoca violentamente la revuelta de sus antiguos socios. Tanto Saturnino como Glaucia murieron en los disturbios.

Ya vemos que este proto-Triunvirato funcionó como ensayo para los dos que siguieron, pero cumplió con las similitudes que al principio mencionamos; en todos hay una variación de los pesos de cada miembro dentro de la República (al principio era Mario el poderoso, al final Saturnino lo hacia sombra), al final se llega a las manos quedando vivo solo uno de los triunviros (César, Octavio y Mario). Desgraciadamente este “proto-Triunvirato” no tuvo un mediador interno capaz de conducir los intereses comunes de
los triunviros.

 

¡Ah! Y en todos la familia Julia gana poder, no olvidemos que Cayo Mario es tío político de César.

Una gran cantidad de medicamentos existentes en línea por qué perder el tiempo de entrega y visitar la farmacia si usted puede fácilmente comprar remedios sentarse en casa. Puede solicitar un remedios caseros en línea para tratar el tratamiento agudo de los signos de artritis reumatoide o neuralgia del trigémino. Generalmente, tanto los hombres como las mujeres se ven afectados por disfunciones sexuales. Cuestiones como Comprar Kamagra Oral Jelly son muy populares ahora. ¿Qué debe usted estudiar acerca de “Kamagra“? Otras farmacias lo describen como Kamagra Oral Jelly De la India. Mientras que la disfunción eréctil no es necesariamente pesada, tal enfermedad es a menudo uno de los primeros signos de otras condiciones de salud subyacentes que pueden ser muy fuertes. La gente siempre debe pedir especialista en medicina sexual para el asesoramiento profesional sobre todo el asunto. No olvide, la mejor maneras de evitar medicamentos falsos es comprar medicamentos recetados como Kamagra de tener un sitio web de buena reputación con el que está relajado.

2 Comments

on “El Proto-Triunvirato
2 Comments on “El Proto-Triunvirato
  1. Pingback: La RomaPedia | Un divorcio que se veía de lejos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *