La cena de un millón de sestercios

Era en Roma bastante conocida la fama de Marco Antonio de amante de los lujos y las fiestas. Una afición que debía compartir con su amada Cleopatra, pues difícil habría sido aguantarse mutuamente si no compartían una de sus mayores aficiones. El problema del lujo N08927_280_e--644x362es que siempre está hambriento de ir más allá, de conseguir objetos más raros, más valiosos y que es un hambre que jamás termina de saciarse. En esta tesitura debió encontrarse la famosa pareja, Cleopatra y Marco Antonio, cuando éste expresó lo aburrido que estaba de las cenas suntuosas que tenían pero que ya no podían mejorarse más. Cleopatra, que se las sabía todas, le aseguró que aún podían ser más lujosas y que se apostaba con él a que podía organizar una cena que superase la friolera cantidad de un millón de sestercios de presupuesto.

Es posible que Marco Antonio se dejase llevar por la emoción o que pensase que era una apuesta imposible de perder, por lo que aceptó el reto sin reflexionar. Se citaron al día siguiente lo cual hacía suponer a Antonio que tan poco tiempo haría más difícil a su amada lograr ganar la apuesta. Debió ser un día muy tranquilo y la pareja guardó cierto ayuno ante la expectativa de una cena generosa. Llegado el momento la pareja se acomodó para cenar e incluso se hizo acompañar de un árbitro que debía tasar la cena y avisar cuando se llegase a la cantidad de un millón de sestercios. Para sorpresa de Antonio los manjares que pasaban por la mesa, a pesar de ser dignos de un rey, no eran más que lo que ya estaba acostumbrado a devorar en su día a día. Ambos comieron, bebieron y rieron, sobre todo Antonio que ya se veía vencedor de la apuesta y se lo echaba en cara a Cleopatra y se mofaba de ella ante el árbitro.

Pero como ya hemos dicho Cleopatra se las sabía todas y, cuando la cena tocaba a su fin, mandó que le trajesen una copa. Una vez la tuvo, la rellenó de un fuerte vinagre y la puso Marcus_Antoniussobre la mesa. Antonio miró desconcertado a la copa y a su amada, ¿qué pensaba hacer ahora? Cleopatra, con tranquilidad, se quitó una de las enormes perlas que colgaba de su oreja a modo de pendiente. Ante la mirada atónita de Antonio y el árbitro tiró la perla dentro de la copa de vinagre y observó, con cierta sonrisa, como la perla se disolvía. Cuando ya no quedaba nada de la perla, se acercó la copa a la boca y de un solo trago se bebió su contenido. Antonio se llevó las manos a la cabeza mientras Cleopatra, manteniendo la parsimonia, se disponía a repetir la operación con su otro pendiente. Sin embargo el árbitro se levantó para impedirlo, ya con la primera perla había vencido pues la joya valía más de un millón de sestercio. A Antonio se le debió de quedar cara de tonto ante la jugada maestra de Cleopatra quien parece que creó el cóctel más caro de la historia.

Sobre el destino de la otra perla, la que estuvo a punto de acabar disuelta en vinagre, se sabe que tras la caída de Cleopatra, fue llevada a Roma donde fue dividida en dos y tallada de tal forma que, siendo aún de buen tamaño, fueron colocadas en la estatua de Venus que decoraba el Panteón.

 

Una gran cantidad de medicamentos existentes en línea recta por qué perder el tiempo de entrega y visitar la farmacia si usted puede fácilmente comprar remedios sentarse en casa. Puede solicitar un remedio en línea para tratar de el tratamiento agudo de los signos de artritis reumatoide o neuralgia del trigémino. Generalmente, tanto los hombres como las mujeres se ven afectados por disfunciones sexuales. Cuestiones como Comprar Kamagra Oral Jelly son muy populares ahora. ¿Qué debe ustedes son estudiar acerca de “Kamagra“? Otras farmacias lo describen como Kamagra Oral Jelly De la India. Mientras que la disfunción eréctil no es necesariamente pesada, tal enfermedad es a menudo uno de los primeros signos de otras condiciones de saludos cordiales subyacentes que pueden ser muy fuertes. La gente siempre debe pedir especialista en medicina sexualmente para el asesoramiento profesional sobre el asunto. No olvide, la mejor manera de evitar medicamentos falsos es comprar medicamentos recetados como Kamagra de tener un sitio web de buena reputación con el que está relajado.

One Comment

on “La cena de un millón de sestercios
One Comment on “La cena de un millón de sestercios
  1. Pingback: La cena de un millón de sestercios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *