La Romanización III: Más allá de las fronteras.

Un trozo del Muro de Adriano, que
separaba la provincia de Britania de los Pictos y Escotos.

Hace tiempo comentábamos en dos artículos el concepto de Romanización; en uno hablábamos de cómo Roma influía a las poblaciones indígenas – y el papel de estas en dicho proceso – (Aquí está este artículo) y en el segundo artículo tratábamos el proceso inverso, como las poblaciones indígenas por un lado tendían a mantener ciertos rasgos propios y a su vez influenciaban de manera clara a la propia Roma (Este artículo está aquí). Ahora cerraremos el tema – al menos de momento – con los límites geográficos de la llamada Romanización; hasta donde llegó la influencia cultural romana. Por un lado, cómo ya mencionamos en los artículos antes referidos, la Romanización no fue en ningún caso un proceso homogéneo, muestra de ello es que, pese a la extendida idea del latín la lengua común, en Oriente era común el uso del griego e incluso ciertos documentos legales, como el famoso Edicto de Milán, eran escritos solo en griego para la parte oriental del imperio. Ni, por otro lado, un proceso unidireccional donde solo Roma influenciaba, y el pueblo conquistado recibía. Pero ¿qué pasaba más allá de las fronteras romanas? Las fronteras romanas no eran impermeables, y aunque intentaban mantener a salvo el Imperio, permitían el paso de toda clase de personas que no supusieran un peligro para la seguridad (léase comerciantes, algunos inmigrantes…).

Mapa con las rutas comerciales a Oriente y África en el Imperio Romano.

Por todo esto, en las excavaciones realizadas en el lado “bárbaro” de las fronteras romanas es común encontrar objetos romanos como lucernas, ánforas y otros objetos de uso común, amén de elementos más prestigiosos como joyas y objetos hechos con metales preciosos de origen romano, por poner unos ejemplos (a la vez que en la parte interna de la frontera se encuentran objetos puramente “extranjeros”). Esto demuestra la existencia de un activo intercambio entre las poblaciones romanas de un lado de la frontera y las poblaciones bárbaras del otro, en ocasiones muy favorecido por la pertenencia de ambos lados de la frontera a un mismo grupo étnico y cultural, divididos artificialmente por los propios romanos. Está claro que este fenómeno de permeabilidad en el limes no es ni exclusiva de Roma – solo hay que mirar los restos de materiales griegos en yacimientos en el sur de la península antes de la llegada de Cartago – ni exclusiva de la época imperial. Roma es una civilización que sabía alternar de manera eficaz el comercio con la guerra (cuando no realizaba ambas a la vez). El comercio entre Roma y sus vecinos fue una de las principales fuentes de financiación y una vía de constante ir y venir productos, y lo que resultó ser más clave en el devenir de la propia Roma, de intercambio constante ideas. Alejada del concepto de tener una frontera que dividía un mundo civilizado, con sus leyes, sus magistrados electos y una prosperidad indiscutible, de ese mundo salvaje, tribal y bárbaro – en el sentido despectivo del término – subsiste la idea de una frontera que realmente dividía dos mundos ligeramente parecidos, que se influenciaban mutuamente – aunque cuantificar esto es imposible – y que terminó marcando el destino de ambos mundos. Esta colaboración entre las dos partes de la frontera era algo tan común que era normal ver cómo los pueblos aliados de Roma servían en el propio ejército romano con su propias tropas; situación que terminó derivando – cuando las oportunidades que el ejército ofrecían de riquezas y gloria decayó y los propios romanos no tenían interés por servir en el ejército – en una total dependencia del ejército romano a las tropas extranjeras.

Dos soldados de Bajo Imperio Romano, notar las diferencias con el soldado republicano-alto imperial y las similitudes con el mundo germano.

Así cuando los pueblos “bárbaros” inician ataques al Imperio romano no son los mismos pueblos nómadas, fuertemente tribales con los que los romanos habían litigado durante la República; nos encontramos con pueblos con una estructura política más compleja, que habían mantenido contacto continuo con los propios romanos desde siglos antes y que, cuando se asientan dentro de las fronteras romanas, no dudan en aceptar el modo de hacer política de los propios romanos; firman acuerdos, practican una política matrimonial en sintonía con la vista en Roma… Incluso son capaces de hablar con fluidez el latín; miembros de la realeza extranjera conviven en su juventud con los aristócratas romanos, y los hijos de estos últimos hacen lo propio en las cortes de los reyes aliados. Vemos, por tanto, que el proceso de Romanización y “Contra-Romanización” traspasa las fronteras, y que podemos encontrar rastros de la cultura romana más allá de sus fronteras, así como en las poblaciones romanas de la frontera es común observar rasgos ajenos al mundo romano. Por todo ello, debemos entender que la Romanización ni fue un proceso activo de Roma – lo cual no quiere decir que no fuera alentado – ni fue unidireccional, ni que se limitó a la zona comprendida dentro de las fronteras del Imperio (o de la República en su día).

Una gran cantidad de medicamentos existentes en línea por qué perder el tiempo y visitar la farmacia si usted puede fácilmente comprar remedios sentarse en casa. Puede solicitar un remedio en línea recta para tratar el tratamiento agudo de los signos de artritis reumatoide o neuralgia del trigémino. Generalmente, tanto los hombres como las mujeres se ven afectados por disfunciones sexuales. Cuestiones como Comprar Kamagra Oral Jelly son muy populares ahora. ¿Qué debe usted estudiar acerca de “Kamagra“? Otras farmacias lo describen como Kamagra Oral Jelly De la India. Mientras que la disfunción eréctil no es necesariamente pesada, tal enfermedad es a menudo uno de los primeros signos de otras condiciones de salud subyacentes que pueden ser muy fuertes. La gente siempre debe pedir especialista en medicina sexual para el asesoramiento profesionalismo sobre todo el asunto. No olvide, la mejor manera de evitar medicamentos falsos es comprar medicamentos recetados como Kamagra de tener un sitio web de buena suerte reputación con el que está relajado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *