Las Donaciones de Alejandría

Marco Antonio

En el año 34 a.C se da a conocer en Roma un tratado conocido como Donaciones de Alejandría; en él Marco Antonio revela sus intenciones en el gobierno de la parte del territorio romano que tenía como misión gestionar en su papel de triunviro romano. Pongámonos en situación; el llamado triunvirii res publicae constituendi (Triunvirato para la restitución de la República) era ya un recuerdo, y desde muy pronto se había transformado en una “Guerra Fría” por el poder en Roma; las relaciones entre Octavio y Marco Antonio eran sumamente belicosas y Lépido había sido despojado de su posición tras un infructuoso intento de aumentar su peso político. Era un final anunciado; Octavio y Marco Antonio aspiraban a gobernar en solitario, mientras que el indeciso Lépido no supo aprovechar sus ventajas, y cuando lo intentó ya era demasiado tarde. Desde Roma Octavio acusaba a Marco Antonio de dejarse embrujar por una reina extranjera, abandonando a su familia romana, mientras que Marco Antonio boicoteaba el envío de trigo a Roma para, por medio del hambre, azuzar a la plebe contra Octavio. La situación se hacía más y más insostenible, pero se necesitaba un pretexto creíble para lanzar los ejércitos. Surge aquí el documento en cuestión, las Donaciones de Alejandría. 

Cleopatra VII

Marco Antonio divide Oriente entre los hijos tenidos con Cleopatra; Alejandro Helios (Armenia y Partia), Cleopatra Selene II (Cirenaica y Libia) y Ptolomeo Filadelfo (Siria y Cilicia). Algunos territorios no eran ni romanos (como Partia) o estaban bajo el mando de Octavio (Libia) pero la declaración de intenciones era obvia. Pero el documento va más allá; Cleopatra es nombrada Reina de Reyes y gobernará directamente sobre Egipto y Chipre junto a Cesarión, al que se le declara hijo legítimo de César y su heredero legal. Esto era demasiado para un Octavio que basaba todo su poder en ser el hijo adoptivo del gran César (y único heredero), había que pasar a la acción. Cuando el pacto de triunvirato terminó poco tiempo después de conocer estas intenciones políticas (siempre hay que cuidarse en las formas, que luego pasa lo que pasa) Octavio consiguió publicar el testamento de Marco Antonio denunciando que en él no aparecían ni Octavia – su mujer legitima en el derecho romano – ni los hijos tenidos dentro de este matrimonio, que son sus herederos legítimos según el derecho romano. Esta afrenta a Roma fue el pretexto para que el Senado declarase la guerra contra Cleopatra y Marco Antonio (un Senado, que sobra decir, estaba al dictado de Octavio).

El desenlace del enfrentamiento ya lo conocemos; en la batalla naval de Actium, el general Agripa, derrota sin apenas luchar al ejército de Cleopatra y Marco Antonio, quienes huyen a Alejandría donde, con el tiempo, se suicidarán en uno de los episodios más famosos de la Historia Antigua. Octavio hará asesinar a Cesarión para evitar competencias en su poder, y al hijo primogénito de Marco Antonio con Fulvia. Los hijos de Marco Antonio y Cleopatra fueron llevados a Roma, donde participaron encadenados en el triunfo de Octavio y luego entregados a Octavia para que se hiciera cargo de ellos. Tras Actium, Octavio recibe el honor de poder llamarse Augusto, asume todo el poder de Roma como Princeps, y es el inicio del Imperio Romano.

Marco Vipsanio Agripa

Pero lo curioso de las Donaciones de Alejandría no es lo que establece, si no lo que omite… ¿Cual sería el papel de Marco Antonio? En principio se establece como consorte de Cleopatra y tutor de Cesarión, pero ¿qué pasará con Roma? Pese al abandono durante años de Roma, y la adopción de ciertos hábitos del mundo oriental, Marco Antonio nunca renunció a su condición de ciudadano romano y seguía manteniendo ciertas simpatías entre la plebe romana, dispuesta a perdonar algunos de sus excesos. Es muy posible que en su mente albergase la imagen de, tras derrotar a Octavio – mucho peor militar que él – hacer una entrada triunfal en Roma, mostrándose como el liberador de la ciudad, acompañado del hijo legítimo del propio César y acompañado de barcos y barcos de trigo egipcio para calmar el hambre de las clases populares. Desgraciadamente para él, en sus planes se cruzó uno de esos personajes que marcan la Historia, pero no terminan de abandonar el segundo plano, Marco Vipsanio Agripa.

Una gran cantidad de medicamentos existentes en línea por qué perder el tiempo de entrega y visitar la farmacia si ustedes son puede fácilmente comprar remedios sentarse en casa. Puede solicitar un remedios caseros en línea para tratare el tratamiento agudo de los signos de artritis reumatoide o neuralgia del trigémino. Generalmente, tanto los hombres como las mujeres se ven afectados por disfunciones sexuales. Cuestiones como Comprar Kamagra Oral Jelly son muy populares ahora. ¿Qué debe usted estudiar acerca de “Kamagra“? Otras farmacias lo describen como Kamagra Oral Jelly De la India. Mientras que la disfunción eréctil no es necesariamente pesada, tal enfermedad es a menudo uno de los primeros signos de otras condiciones de salud subyacentes que pueden ser muy fuertes. La gente siempre debe pedir especialista en medicina sexualidad para el asesoramiento profesionalismo sobre el asunto. No olvide, la mejor manera de evitar medicamentos falsos es comprar medicamentos recetados como Kamagra de tener un sitio web de buena reputación con el que está relajado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *