Mujeres de Armas Tomar

Que a los romanos les gustaban los espectáculos sangrientos, sentados cómodamente en las gradas del anfiteatro mientras una persona luchaba contra animales o contra otras personas es algo que Holywood ha repetido hasta la saciedad. No era su único entretenimiento, pero es el que más vende en las películas. Acostumbrados como estamos a ver hombres fornidos, con extrañas armaduras, el hecho de tener noticias de un decreto publicado bajo el gobierno de Tiberio (14 d.C. – 37 d.C.) en el cual se prohibía a “cualquier mujer cuyo marido o padre o abuelo, ya fuera por vía materna o paterna, o hermano hubiese poseído el derecho a sentarse en los asientos reservados para los caballeros” entrenarse o participar en los juegos de gladiadores, hace pensar que existían mujeres luchadoras, profesionales de la arena, que se ganaban la vida en encarnizadas luchas contra animales o contra otras mujeres.

Las gladiatrices Aquila y Amazona se enfrentan
en un combate. Relieve encontrado en Halicarnaso (costa de la actual Turquía).

Las Gladiatrix, nombre moderno de las mujeres gladiadoras, a tenor de otras -escasas- noticias que tenemos, sobre todo en obras literarias, eran un espectáculo muy especial, poco frecuente y sumamente importante, pues solían coincidir con grandes eventos (como la visita del rey Tiridates I de Armenia). Tal es la excepcionalidad de sus apariciones que se ha dudado incluso de su equipamiento. Juvenal nos informa que vestían igual que sus homólogos hombres. Desaparece la idea de mujeres desnudas peleando para el disfrute de un público masculino; ya existían espectáculos puramente sexuales por lo que no era necesario crear otro. Además no debemos olvidar que las luchas gladiatorias eran bastante ritualizadas por lo que debían portar los equipos adecuados al tipo de lucha que iban a realizar.

Sin embargo no debemos caer en el error de pensar que la idea de mujeres que luchaban era del gusto de todo el mundo; el propio Juvenal entiende que es una aberración. Es posible que esta oposición nazca de la idea que entiende que las mujeres guerreras eran cosas de bárbaros, que ninguna mujer nacida dentro de las fronteras romanas debe luchar. Y es en este punto donde muchos empresarios harían negocio; aportarían ese toque de exotismo al tratar de convencer a sus clientes que las mujeres no son nacidas dentro de la tierra civilizada de Roma, sino que son de más allá, bárbaras guerreras capturadas y traídas para su deleite. Si a esto le sumamos el imaginario romano en el que no faltaban las míticas amazonas, solo había que dejar volar las fantasías de los asistentes y cobrar el dinero (sí, no todos los juegos y espectáculos eran gratuitos).

De este modo muchas mujeres entraban en ludus donde entrenaban, apartado de los hombres, para preparar espectáculos especiales en fechas marcadas. Ocasiones como la visita de Tiridates I mencionada arriba o la propia inauguración del Coliseo contaron con luchas femeninas. Es difícil saber con qué frecuencia se realizaron estas luchas y si realmente fueron exitosas o no terminaron de gustar. Lo cierto es que una inscripción hallada en Ostia nos informa de un empresario local está orgulloso de haber organizado unos juegos donde participaban mujeres, lo cual hace pensar que fue una excepción, al menos en el siglo II a.C. cuando mandó realizar la inscripción.

Una gran cantidad de medicamentos existentes en línea por qué perder el tiempo y visitar la farmacia si usted puede fácilmente comprar remedios sentarse en casa. Puede solicitar un remedio en línea para tratar el tratamiento agudo de los signos de artritis reumatoide o neuralgia del trigémino. Generalmente, tanto los hombres como las mujeres se ven afectados por disfunciones sexuales. Cuestiones como Comprar Kamagra Oral Jelly son muy populares ahora. ¿Qué debe ustedes son estudiar acerca de “Kamagra“? Otras farmacias lo describen como Kamagra Oral Jelly De la India. Mientras que la disfunción eréctil no es necesariamente pesada, tal enfermedad es a menudo uno de los primeros signos de otras condiciones de salud subyacentes que pueden ser muy fuertes. La gente siempre debe pedir especialista en medicina sexualidad para el asesoramiento profesional sobre el asunto. No olvide, la mejor maneras de evitar medicamentos falsos es comprar medicamentos recetados como Kamagra de tener un sitio web de buena reputación con el que está relajado.

2 Comments

on “Mujeres de Armas Tomar
2 Comments on “Mujeres de Armas Tomar
  1. Pingback: La No-Austeridad Romana « Romapedia

  2. Pingback: La romapedia | La No-Austeridad Romana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *