Publicani: Azote de las provincias

No era fácil para un estado antiguo como Roma controlar su creciente territorio; pese a ser lo que en su época se considera un estado fuerte y rico, sus medios eran bastante limitados, tanto en el terreno físico como conceptual. Un ejemplo de esta debilidad la encontramos en laN08927_280_e--644x362 recaudación de impuestos; la ciudad de Roma, ubicada en la zona media de la península italiana se vio a golpe y porrazo (nunca mejor dicho) con un vasto territorio que le pertenecía y del que debía sacar los beneficios. Sin embargo, su estructura institucional respondía al de esa ciudad pequeña por lo que no tenía posibilidades reales de hacer valer sus derechos con cierta normalidad. En un ejercicio más de improvisación (o pragmatismo si queremos decirlo más elegantemente) el estado romano decidió desde un primer momento dejar dicha recaudación a unos agentes privados que tras pujar en el foro, se le concede la recaudación de un territorio. Es una especie de externalización de la actividad recaudadora.

Nos guste más o menos la idea, el sistema funcionaba así y Roma no estaba en posición de cambiar su actitud. En un primer momento, de hecho, los resultados fueron positivos y la subastas de impuestos en el Foro cumplían con las necesidades recaudatorias del estado. Con el paso del tiempo la actividad de recaudador privado de impuestos (Publicanus en su nombre en latín) terminó por erigirse como una de las actividades más lucrativas pues, junto con la recaudación legal los avispados romanos terminaban por exigir ciertos suplementos a los provincianos. Esta ilegalidad solía quedar en nada ya que en la acción solía intervenir el gobernador de la provincia, que también sacaba su tajada, dándole cierta cobertura legal y porque si los provinciales estimaban oportuno llevar a juicio al publicanus que le extorsionaba, éste se vería salvaguardado pon un tribunal compuestos por sus iguales, que le libraría de 002cualquier condena. Esta invulnerabilidad de facto será la responsable, en gran medida, de los mayores abusos a las provincias que se verán esquilmadas de una manera que será el propios estado romano quien intente poner coto a las actividades de estos publicani.

Hacia finales de la República y sobre todo en la primera mitad del siglo I d.C. la legislación romana empezará a combatir de forma clara los abusos tanto de los publicani como de los propios gobernadores provinciales. En parte será por el creciente poder de las provincias frente a Roma y su importantísimo papel económico en el Imperio. Además estos publicani serán vistos como un peligro para el propio emperador debido a la inmensa fortuna que eran capaces de movilizar (imaginar que podría pagar de una sentada todos los impuestos de una provincia como la Tarraconense). Curiosamente será el emperador Nerón quien más decididamente luche por la reforma fiscal y por salvaguardar los derechos de las provincias, aunque eso le granjeó la enemistad de las grandes fortunas, interesadas en mantener este modelo de negocio. Sobre las reformas de Nerón y su intento de proteger a los provincianos hablaremos en otro artículo.

Una gran cantidad de medicamentos existentes en línea recta por qué perder el tiempo y visitar la farmacia si usted puede fácilmente comprar remedios sentarse en casa. Puede solicitar un remedio en línea de investigación para tratar de el tratamiento medico agudo de los signos de artritis reumatoide o neuralgia del trigémino. Generalmente, tanto los hombres como las mujeres se ven afectados por disfunciones sexuales. Cuestiones como Comprar Kamagra Oral Jelly son muy populares ahora. ¿Qué debe usted estudiar acerca de “Kamagra“? Otras farmacias lo describen como Kamagra Oral Jelly De la India. Mientras que la disfunción eréctil no es necesariamente pesada, tal enfermedad es a menudo uno de los primeros signos de otras condiciones de salud subyacentes que pueden ser muy fuertes. La gente siempre debe pedir especialista en medicina sexualmente para el asesoramiento profesional sobre el asunto. No olvide, la mejor manera de evitar medicamentos falsos es comprar medicamentos recetados como Kamagra de tener un sitio web de buena reputación con el que está relajado.

One Comment

on “Publicani: Azote de las provincias
One Comment on “Publicani: Azote de las provincias
  1. Pingback: La romapedia | Nerón y los impuestos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *