Un Héroe De Los Que Ya No Hay.

Representación idealizada de Horatio Cocles.

El personaje de hoy es un héroe de la República romana, un ciudadano ejemplar cuyo arrojo y valentía permitió salvar a Roma de ser conquistada por los etruscos y mantener la recién fundada república. Publius Horatius Cocles (conocido como Horatio Cocles, Horacio el Tuerto), un personaje peculiar, que fue capaz él solo de parar a todo un ejército, y sobrevivir. Pongámonos en situación; los desmanes del rey Tarquinio el Soberbio, violando a la noble Lucrecia (que se suicidó tras ello), provocaron la caída de la monarquía y el exilio de Tarquinio junto a su familia en la ciudad de Clusium, bajo el amparo del rey etrusco Lars Porsenna. Según nos cuentan las fuentes, Tarquinio, llevado por las ansias de venganza, animó a Porsenna a dirigir su ejército contra Roma, y ocupar el trono. Porsenna no le hizo ascos a la propuestas y dirigió su ejército hacia la joven república. Roma estaba amenazada por una ciudad más poderosa, y el miedo era evidente dentro de la ciudad.

El ejército etrusco tomó al asalto la colina del Janículo (la zona del actual Trastevere), y avanzaba hacía la ciudad a la que pretendía acceder por el Pons Sublicius, único puente existente que cruzase el Tíber. La visión del avance etrusco fue terrible para la moral romana, cuyos soldados huían de sus posiciones, abandonando las armas y buscando refugio en la ciudad, atravesando el propio puente. Ante este desarme del ejército aparece la figura de nuestro Horatio Cocles que intenta mantener las filas en su posición, pero no tiene ningún éxito. Ante tanto pánico, Horatio Cocles decide que si hace falta él solo frenará al ejército etrusco mientras le da tiempo a sus conciudadanos a destruir el puente para evitar que el invasor acceda hasta la ciudad. Ante la vergüenza de
dejar a un solo hombre defendiendo Roma, dos patricios deciden quedarse a luchar, son Spurio Lucrecio y Tito Herminio.

Despliegue teórico de los ejércitos… Ya vemos que la cosa quedó finalmente un poco más descompensada.

Ante la visión de solo tres hombres dispuesto a defender Roma el ejército de Porsenna se teme una trampa, por lo que avanza con mayor precaución. Pero cuando observan que efectivamente, el resto del ejército romano ha huido y están intentando derribar el puente, atacan con decisión a los defensores, los cuales, para sorpresa, se defienden y logran frenar el avance. Horatio Cocles propone a los jefes etruscos enfrentarse en combates singulares, pero a la vista de la destreza con las armas del romano, los etruscos dudan dando tiempo a destruir el puente. En el último momento Cocles les dice a sus compañeros que aprovechen lo poco que quedaba en pie del puente para ponerse a salvo, que él se sacrificaría por ellos. Una vez a salvo Roma, destruido completamente el puente, Cocles reza de la siguiente manera: “Padre Tíber, te ruego recibas en tu corriente propicia estas armas y este guerrero tuyo” y armado se lanza al Tíber, consiguiendo llegar al otro lado y ponerse a salvo (aquí, algunas fuente discrepan y dicen que se ahogó pues intentar nadar por el Tíber armado es una locura casi suicida. Nos quedamos con la versión en la que sobrevivió porque nos gustan más los finales felices). Había conseguido frenar el ataque etrusco y encima había sobrevivido. Un Héroe.

Este episodio de valentía fue recompensado con una gran extensión de tierras y todos los ciudadanos romanos hicieron el esfuerzo de regalarle lo que pudieron a Cocles, incluso se le erigió una estatua de bronce. Un héroe de los que ya no hay, ¿verdad?

4 Comments

on “Un Héroe De Los Que Ya No Hay.
4 Comments on “Un Héroe De Los Que Ya No Hay.
  1. Pingback: De la Monarquía a … ¿la República? « La Romapedia

  2. Pingback: Bravuconadas a la Romana: César y los Piratas. « La Romapedia

  3. Pingback: La RomaPedia | Escévola: el Héroe de Dirraquio

  4. Pingback: La romapedia | De la Monarquía a … ¿la República?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *